Dibujar «SOS» en la playa funciona: el rescate de tres marineros extraviados en Micronesia

    Es un cliché cinematográfico, casi novelesco. Un grupo de marineros llega a una isla desierta tras perder el rumbo o su embarcación y lo primero que hacen es escribir «SOS» en la arena. ¿Qué probabilidad hay de que alguien lo aviste desde el aire y acuda en su rescate? Al parecer muchas. Lo ilustra el ejemplo de tres marineros micronesios, en el Pacífico Sur, extraviados en uno de sus viajes. El dibujo en la playa les salvó.

    Originalmente, los tres hombres se propusieron cubrir los 42 kilómetros que separan Pulawat de Pulap islas pequeñas pero habitadas) en los Estados Federados de Micronesia, una constelación de pequeños islotes y atolones conectados únicamente por las aguas del Pacífico. Se perdieron. Tras vagar por el océano, quedaron atrapados en la isla Pikelot, una diminuta porción de tierra deshabitada a más de 800 kilómetros al sur de Guam, la posesión estadounidense más occidental.