miércoles 26 de septiembre

Diez días que conmovieron a Macri

El resultado de los diez días que estremecieron a Macri no podía ser otro: continuidad de la tensión cambiaria, incertidumbre económica, aumento del descontento social y agudización de la crisis política. Apoyado en la “épica del ajuste” y en Trump, el gobierno necesitará de dos bienes escasos en Olivos y en la Rosada: tiempo y política.

Primero, la efímera palabra del presidente es desautorizada de inmediato por lo que eufemísticamente llaman “los mercados”; después, otra letanía evangelizadora más extendida sufre la misma suerte. Los especialistas en comunicación política discuten: el primer mensaje fue demasiado corto y el segundo, excesivamente largo. Analizan el comportamiento kinésico y la postura corporal, el manejo de los tiempos, los silencios y el cambio de escenario: de la malograda toma al aire libre en la Quinta de Olivos a una majestuosidad dramática en el Salón Blanco de la Casa Rosada. En el medio, un fin de semana salvaje de reunionismo eterno, nombres para eventuales cambios del gabinete que rebotaron por todos los rincones del “círculo rojo” y el estallido de mil internas en la coalición oficial que alimentaron el morbo de la patria zocalera.


Dejar un comentario