Diferencias en el equipo económico por las altas tasas de interés

Guido Sandleris está recibiendo críticas internas y externas por el manejo de la política cambiaria y monetaria, que hace que el billete verde continúe siendo un dolor de cabeza para la Casa Rosada. El Presidente le dio instrucciones políticas: que tome todas las decisiones necesarias para que el dólar no complique la campaña electoral. Pero la receta del BCRA, ultramonetarista, no termina de dar con la medicina adecuada. El billete sigue generando incertidumbre y la tasa de interés, recesión.

Sandleris aplica una “sobredosis” monetaria. Es el mismo instrumento que usó Federico Sturzenegger, pero en dosis muchísimo más grandes. Clarín confirmó que el fuerte aumento del costo del dinero provoca disputas y cortocircuitos con varios ministros. El jefe del Central tiene todo el apoyo de Nicolás Dujovne, pero la desaprobación de Luis Etchevehere y Dante Sica. Ambos consideran suicida para la actividad productiva la magnitud de la tasa de interés del BCRA. Sandleris responde con firmeza: dice que el FMI lo respalda plenamente.


Los financistas también critican la forma de operar del BCRA. En el mercado sostienen que la mesa de dinero de la entidad siempre va detrás de los acontecimientos y genera dudas en el “minuto a minuto” de las operaciones. Dicen que le pone más ruido al mercado. El propio Sandleris convocó a la cúpula de ADEBA. Estuvo en secreto con Javier Bolzico, Sergio Grimenco y Jorge Pablo Brito. Se trató el tema del dólar y les exigió a los banqueros que acompañen el torniquete monetario, subiendo la tasa de plazos fijos. Hubo planteos por el manejo de la política monetaria y los banqueros alertaron por la acumulación de Leliq en sus carteras: dan una gran ganancia, pero hay temor a que al final se refinancien con un bono.