Diputados: las palomas macristas van por el poder de los halcones

El oficialismo ya se prepara para ser oposición. A dos días de la derrota en las elecciones presidenciales, los referentes de Juntos por el Cambio en el Congreso ya debaten cuál será el perfil que tendrá el interbloque durante el gobierno de Alberto Fernández y cómo convivirán, sin liderazgo presidencial, las diferentes alas del espacio.

Gracias a la remontada en el resultado que el oficialismo hizo entre las primarias de agosto y las elecciones del domingo, a partir del 10 de diciembre el interbloque que hoy conduce el radical Mario Negri en la Cámara de Diputados será la primera minoría, con 119 bancas, pero sufrirá cambios en el equilibrio interno de poder.


Por primera vez desde que se constituyó Cambiemos, el PRO y la UCR invertirán los roles y el partido de Mauricio Macri pasará a ser el bloque más numeroso dentro de la bancada, con 52 diputados, mientras que el radicalismo será la segunda fuerza, con 47. Ese cambio en el número traerá aparejada la renovación en el liderazgo del interbloque, que en Diputados dan por descontado que estará ocupada por un legislador del PRO.