martes 11 de diciembre

Discutir listas, otra pasión fútil

Desde hace algunos años la gente de BBC Culture me ha invitado a participar en sus encuestas sobre cine: las mejores películas estadounidenses, las mejores películas del siglo XXI y las mejores comedias. Este año la encuesta fue sobre las mejores películas no habladas en inglés. Para esta ocasión, la gente de la BBC contactó a muchas más mujeres críticas que antes, y en el texto que publicaron acompañando los resultados enfatizaron que estaban un poco decepcionados de que sólo cuatro películas dirigidas o co-dirigidas por mujeres estuvieran en la lista. Un énfasis un poco raro, hasta sobreactuado quizás, porque -aún considerando que pueda haber muchas películas dirigidas por mujeres un tanto ocultas a recuperar de diferentes décadas y diversos países- la apreciación de la historia del cine no cambia tan velozmente. Pero, más allá de estas cuestiones, quería hablar de algunos criterios a la hora de pensar un listado como este.

Me costó mucho tiempo armar esta lista, mucho más que las tres de los años anteriores, tal vez porque sospechaba que había aún más riesgo de títulos previsibles, de lo canonizado otra vez entronizado. Después de pensar bastante hice lo de siempre, es decir, votar sin pensar en el canon que se veía venir a lo lejos, ni para sumarme ni para enfrentarme. Y así fue que me pasó lo que me pasa casi siempre con los resultados de estas votaciones: no coincido con casi nada de lo que quedó en los primeros puestos. De las diez que elegí hay solamente dos entre las cien más votadas, y la primera de esas dos aparece recién en el puesto sesenta. Esta disociación con los resultados generales no me pasaba en las encuestas de este estilo que solíamos hacer en El Amante. Claro, en El Amante jamás podrían haber ocurrido cosas como que Adiós mi concubina de Chen Kaige quedara en el puesto 12, o La separación de Asghar Farhadi en el 21, o El laberinto del fauno de Guillermo del Toro en el 22. Y hay muchas otras que se me ocurren muy objetables entre las 100 más votadas (Todo sobre mi madre, Amélie… ¡y dos películas de Ang Lee y dos de Zhang Yimou!). Uno piensa y piensa y tal vez esta lista no sea de las mejores o de las que más gustaron sino un poco un listado de grandes éxitos que se distribuyeron globalmente: prácticamente nadie que conozca en profundidad la obra de Almodóvar elegiría Todo sobre mi madre como su mejor película; pero esa fue la de mayor alcance en cuanto a distribución global. Un poco de esas películas con otro poco de los títulos canónicos de siempre: ahí está, otra vez, Ladrones de bicicletas, nada menos que en el segundo puesto. Y la primera de Truffaut que aparece es, obviamente, Los 400 golpes. Quizás sean efectivamente las mejores estas 100, con su carga canónica y con cierto énfasis en el cine de extremo oriente, pero buena parte de la gracia de estas listas es discutirlas, pelearlas un poco. Y en ese sentido: ¿dos películas de Akira Kurosawa entre las cinco primeras, una efectivamente la ganadora, la campeona? Y como bien señalaron los de la BBC: ¡ninguno de los críticos japoneses invitados a participar votó ni una sola película de ese director! Llevando agua para mi molino podría decir que Kurosawa es la mismísima representación del canon que –otra vez- permanece incólume y podríamos decir que hasta un poco oxidado y dictaminado por la distribución y/o prestigios y consensos globales. Lo de siempre: una lista de 100 películas ante tal variedad de posibilidades suele decantarse por eso que llamamos denominadores comunes: la línea media tirando a chata. Mis votos, para que los peleen, fueron estos:


Dejar un comentario