Disney, Netflix, WarnerMedia, Amazon, NBC Universal y Sony se suman al boicot al estado de Georgia por restringir el derecho al aborto

Las principales productoras de Hollywood están retirando sus multimillonarias inversiones en ese estado tras la decisión del gobernador Brian Kemp de implementar una ley contra la interrupción legal del embarazo.

Georgia es considerada «la Hollywood del sur» (o del Este), pero ese lugar de privilegio dentro de la industria audiovisual está derrumbándose tras la decisión tomada el 7 de mayo último por el gobernador republicano Brian Kemp de implementar desde el 1º de enero próximo una de las leyes más restrictivas respecto del aborto en todo los Estados Unidos (hasta ahora las mujeres de ese estado podían someterse a una interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 20 de gestación y ahora se limita a apenas 6 semanas). Esta decisión se enmarca dentro de una fuerte ofensiva de la administración Trump contra el aborto legal, seguro y gratuito.


En Georgia se han filmado (y en algunos casos se seguían filmando) desde películas de Marvel como Avengers: Endgame, Capitán América y Pantera Negra hasta series de Netflix como Stranger Things y Ozark.

Sin embargo, en las últimas horas, cual efecto dominó, los principales ejecutivos de los grandes estudios han manifestado que retirarán sus producciones de Georgia si la medida finalmente entra en vigencia. Así lo aseguraron desde Bob Iger, CEO de Walt Disney Company, hasta Ted Sarandos, uno de los responsables de Netflix.