martes 13 de noviembre

Dólar controlado pero el riesgo país crece: por qué los inversores no terminan de confiar en el plan de Macri

“Invertir en la Argentina es como participar del ‘juego de las sillas’, pero en el momento en el que todos vemos que el DJ se dispone a parar la música. Sabemos que es cuestión de segundos y que, inexorablemente, sucederá. Y nadie quiere arriesgar a quedarse parado, sin nada”.

Este ejemplo, que un analista le mandó a un cliente, sirve para resumir la visión que tienen en uno de los bancos de inversión referentes de Wall Street sobre la actualidad económica y financiera de la Argentina. Y es compartida por muchas entidades.


Este año, hubo grandes fondos de inversión con fuertes quebrantos por la crisis. Muchos quedaron traumados. Y a pesar del último acuerdo con el Fondo Monetario, que garantiza los pagos de los vencimientos de la deuda hasta finales del próximo año, no se atreven a volver a apostar.

Este “sentimiento” mayoritario de precaución se evidencia en los precios de los papeles de la deuda argentinos, que aún hoy muestran rendimientos por arriba del 9% anual. Claramente, por encima de lo que ocurre con bonos similares en países emergentes.

Dejar un comentario