19.8 C
Buenos Aires
domingo 26 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

Dólares y pesos deteriorados: en qué casos se pueden cambiar y cómo hacerlo gratis

Accidentes y descuidos de todo tipo terminan a menudo con billetes arruinados que luego serán muy difíciles de usar para pagar. «Este no te lo acepto», dirá quien lo reciba. Ocurre con la moneda nacional y muy en especial con los dólares, donde cualquier defecto -o incluso que tengan la «cara chica»- suele ser excusa para el rechazo o para aplicar una menor cotización.

Manchas, quemaduras, garabatos, perforaciones, partes desgastadas, roturas remendadas con cinta, pedazos faltantes y hasta mordeduras de roedores son sólo algunas de las anomalías que pueden poner en duda el valor de los billetes.

En el caso de los pesos, una causa muy frecuente es olvidarlos en la ropa que se metió en la lavadora. Y otro culpable es la misma inflación, que acelera el deterioro de los billetes de mayor valor al hacer que, cada vez más, deban usarse para pagos cotidianos.

clarin.com  (www.clarin.com)