jueves 18 de agosto de 2022
Cursos de periodismo

Dormir cómodo en un avión ya no costará un ojo de la cara: llegan las «cápsulas» a la clase turista

No todo el mundo puede permitirse un billete de avión en primera clase. Y menos cuando es para viajar largas distancias. A la clase media han quedado relegados los infernales asientos con medio metro de separación y acolchados más duros que una piedra. Aquello de asientos «comfort» sonaba a cuento chino cuando nos lo vendieron en Iberia. Y dormir, ni soñarlo. ¿Quién puede dormir en un avión sin sufrir una lesión cervical?

Las cosas han cambiado. En un intento por despertar el interés en los viajes largos, una compañía de vuelos ha lanzado unas «cápsulas» con forma de cama en clase económica. Estar a gusto en un avión ya es accesible para todos. Incluso para los «pobres».

magnet.xataka.com  (magnet.xataka.com)