jueves 9 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Dos tácticas en la izquierda brasileña

El PSOL celebró su Congreso Nacional y reafirmó su apuesta de lucha por el impeachment de Bolsonaro impulsando la movilización de masas. Sin embargo, ningún sector importante de la burguesía quiere la caída de Bolsonaro antes de 2022. Incluso los que han evolucionado en esta dirección en algún momento han retrocedido. La perspectiva del derrocamiento de Bolsonaro se volvió improbable tras la “apoteosis” de la movilización reaccionaria que sacó a cientos de miles de personas a las calles el 7 de septiembre.

En este contexto, el Congreso también aprobó una resolución que autoriza a la dirección a defender una mesa de negociación con el PT, y otros partidos de izquierda, sobre un programa de reformas estructurales y medidas anticapitalistas. El objetivo es explorar la posibilidad de una candidatura presidencial común. El PSOL también aprobó una resolución que desautoriza, impide y prohíbe la participación en gobiernos de coalición en los que estén representados enemigos de clase, o que tengan una orientación que ataque los derechos de los trabajadores.

En otras palabras, señaló que está “abierto” a buscar un acuerdo en torno a un programa común para revisar todas las medidas reaccionarias aprobadas en los últimos cinco años, pero, al mismo tiempo, que este acuerdo no significa una voluntad de unirse a un posible gobierno de Lula. Dos decisiones que se complementan.

jacobinlat.com  (jacobinlat.com)