domingo 9 de diciembre

Ecocuras versus nuevos progres

Aunque unos y otros dicen llevarse de mil maravillas, el conflicto entre el gobierno de Mauricio Macri y la Iglesia de Francisco suma todos los días un nuevo capítulo. El golpe que dio Cambiemos cuando habilitó el debate por la despenalización del aborto recibió esta semana una respuesta -hasta hace poco impensada- por parte del Episcopado, en una actividad que el Presidente considera prioritaria en su gestión: la minería.

La Conferencia del Episcopado alertó sobre el avance de la Casa Rosada para modificar la ley de Glaciares (26.639), con el aval del ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren; el gremio minero y la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM). Y consideró “lamentable” que, sin haberse cumplido con los “necesarios inventarios de glaciares y zonas periglaciares, (…) ya se esté pensando en modificarla para hacerla menos estricta y por ende menos protectora de estas importantes fuentes hídricas contrariando el principio precautorio en materia ambiental”.


“Nos llama la atención que, en un tema de tamaña incidencia desde el punto de vista ambiental y social, no se mencionen los necesarios estudios y aprobación previas, por parte de las instituciones encargadas de velar por el adecuado manejo del ambiente del Estado nacional, ni de organizaciones de la Sociedad Civil que han trabajado muchos años sobre temas ambientales, que merecerían también ser escuchadas y sus opiniones tenidas en cuenta”.

Dejar un comentario