14.2 C
Buenos Aires
domingo 24 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Editores emergentes: el negocio en la era digital

El mercado editorial se pregunta qué hacer ante la irrupción tecnológica y el descrédito que le endilgan muchos autores hoy convertidos en sus propios editores. La difusión de dispositivos de lectura y la adaptación al e-commerce plantean interrogantes que, hasta ahora, solo los pequeños emprendedores y las jóvenes editoriales se animan a responder. En 2014, según la Cámara Argentina del Libro (CAL), se registraron en el país poco más de 28.000 títulos, de los que el 16% correspondió al formato digital. Dentro del segmento, 4 de cada 10 pertenecen a sellos educativos y el 20% a firmas dedicadas a la literatura.

En paralelo, la Cámara Argentina de Publicaciones (CAP) informó un volumen de ventas en el sector por $ 5.730 millones, lo que muestra un alza a precios corrientes, pero un estancamiento de las ventas a precios constantes. Así las cosas, el océano editorial muestra grandes buques navegando aguas calmas, sin ánimo de torcer la marcha y pequeños botes ansiosos de tomar las corrientes rápidas.

Del otro lado del mostrador, se advierte que los lectores intensos abandonan paulatinamente el libro de celulosa porque encuentran en el lector portátil una vía para reducir el espacio físico, el peso de transportar varias obras y las erogaciones que suponen las frecuentes compras. La segunda Encuesta Nacional de Hábitos de Lectura mostró un crecimiento de la lectura digital, con un 48% en todas las edades y un 75% en la franja etaria menor a 25 años hasta 2011. Las prácticas de lectura tienden a combinarse.

cronista.com  (www.cronista.com)