Efecto dólar barato: argentinos se vuelcan al ladrillo, a los autos premium y al turismo en el exterior

«En las buenas y en las malas, el dólar siempre es el dólar», ironiza a este medio un veterano operador de la city ante la consulta sobre si resulta más favorable comprar billetes verdes o apostar a la tasa.

Su afirmación va línea con la opinión de muchos argentinos que ven en la divisa estadounidense un resguardo para sus ahorros.


Si, además, consideran que pueden hacer una ganancia apostando a él, mejor todavía. En este sentido, el mercado observa que su precio está estancado y que quedó atrasado con respecto a la inflación acumulada.

Así las cosas, cada vez más argentinos tratan de aprovechar las oportunidades que ofrece el «dólar barato», principalmente a través de la compra de bienes importados –en particular autos-, de inmuebles o mediante la contratación de viajes al exterior.