miércoles 25 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

El acuerdo con el FMI, entre las primeras víctimas de la guerra

Las bombas rusas de ayer no solo cayeron en el Donbass y al este de Kiev. A 13 mil kilómetros, frente a la Plaza de Mayo, la onda expansiva sacudió todo el quinto piso del Ministerio de Economía. No solo por la disparada inmediata del petróleo y del gas, que liquidó las últimas esperanzas de que este año se reduzcan los subsidios a la energía en la medida que exige el Fondo Monetario. También por el efecto inflacionario que suele seguir a esos incrementos y que ahora amenaza seriamente con llevar a Alberto Fernández a superar el récord del 53,8% que marcó el INDEC para Mauricio Macri en 2019.

El clima en la Unidad Ministro ya era tenso, como entre las dos ex repúblicas soviéticas, por los celos que generó el hermetismo de las negociaciones con el Fondo y por desacuerdos internos en su cierre apresurado. Eso incluyó un amague de renuncia en el corazón del equipo económico que Martín Guzmán logró frenar al menos por ahora y que, de producirse, también lastimaría al acuerdo: la del secretario de Hacienda, Raúl Rigo, experimentado técnico, fluido en su british english y protagonista del tramo más áspero de las discusiones con Washington.

baenegocios.com  (www.baenegocios.com)