22.9 C
Buenos Aires
martes 20 de abril de 2021
Cursos de periodismo

«El agente topo», más allá del éxito: ¿cuáles son los límites del nuevo cine documental?

Si bien se venía hablando de El agente topo desde hace un año, la dimensión de los debates creció desde que Netflix la programó hace un mes y terminó de explotar cuando fue nominada al Oscar como Mejor Documental. Después de lograr un gran prestigio internacional con sus anteriores documentales La Once y Los niños, la directora chilena Maite Alberdi optó por un dispositivo ficcional para acercarse a lo real: Sergio Chamy, un anciano viudo, de 83 años, lee un aviso un diario en el que piden un adulto de entre 80 y 90 años, con buen dominio de la tecnología, en el que le proponen convertirse en espía, haciéndose pasar por interno de un geriátrico para investigar los supuestos abusos a una anciana que padece un avanzado deterioro fìsico y mental. Alberdi logra un acuerdo con las autoridades del lugar para le permitan filmar allí sin restricciones, circular libremente por espacios comunes y cuartos privados, siguiendo el accionar de este improvisado detective que debe reportar cada día lo que va descubriendo y hallar las pruebas que validen esos avances.

Durante los casi cuatro meses que duró la filmación Alberdi buscó hacerse invisible, que todos se acostumbren a la presencia de la cámara, y lo que inicialmente se proponía como un juego que permitía indagar en los secretos y oscuridades del geriátrico va mutando en un relato centrado en el vínculo emocional de este intruso que se va ganando la confianza y el afecto de todos, poniendo en evidencia más la soledad y el abandono de las familias que el maltrato del personal de la residencia.

infobae.com  (www.infobae.com)