El agujero de ozono se ha reducido a un mínimo histórico

En 2019, las buenas noticias son escasas, especialmente las que demuestran que podemos resolver un problema global apremiante. Así que, amigos, saboreen esto: el agujero de ozono alcanzó este año su apertura máxima más pequeña desde que se tienen registros. Pero la noticia viene con una pequeña advertencia.

El agujero de la capa de ozono alcanzó su extensión máxima más baja en 2019, en parte debido a un cambio en el vórtice polar del hemisferio sur que causó una ola de calor a unos 20 km sobre la Antártida. El aumento de las temperaturas en la porción de la atmósfera conocida como estratosfera ayudó a limitar las condiciones que causan la formación de químicos que agotan el ozono. Si bien los humanos ciertamente hemos ayudado reduciendo las emisiones de esos químicos, no podemos darnos demasiado crédito por el agujero de ozono tan pequeño de este año.