8.7 C
Buenos Aires
lunes 26 de julio de 2021
Cursos de periodismo

El aislamiento obligatorio expone la desigualdad digital

La cuarentena precipitó el uso masivo de las herramientas de encuentro y trabajo a distancia. Se multiplicaron las reuniones y las propuestas educativas en entornos virtuales. Donde ya existían, se aprovecharon mejor. Donde no había, se crearon. Ante posibles problemas de la red, las empresas prestadoras de conectividad acordaron “reforzar y ampliar su apoyo recíproco”. La estatal Arsat y las privadas Telefónica, Telecom (Clarín), Claro y Datco se comprometieron a coordinar su tarea ante “incidentes inesperados”, aunque durante marzo solo registraron el aumento en el consumo de datos. Pero, más allá de la capacidad de internet para resistir un uso intensivo, las cifras del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) muestran que existen desiguales oportunidades para enfrentar el aislamiento en la red.

En Argentina, 65,7 de cada 100 hogares cuentan con internet fija. Pero existen provincias donde las conexiones de banda ancha no alcanzan al 40% de la población: Formosa, Chaco, Misiones, Tucumán, San Juan, Santa Cruz, Catamarca y Corrientes. Por otra parte, la velocidad media de descarga en el país es de 24,18 megabits por segundo. Sin embargo, en la mayoría de las provincias no llega a los 20 Mbps, según los datos suministrados hasta septiembre de 2019 por las empresas. Aunque se naturalice su uso en los centros urbanos, internet no llega a todos lados y las velocidades difieren según el lugar.

letrap.com.ar  (www.letrap.com.ar)