El ambicioso proyecto con el que China quiere controlar el clima en una región tan grande como Alaska

Es el sistema de lluvia artificial más grande jamás diseñado. Y lo ha creado China para hacer frente a la sequía en una de sus fuentes de agua más importante.

La Corporación Aeroespacial de Ciencia y Tecnología china está instalando unas cámaras de combustión especiales pàara que que ayuden a incrementar la lluvia en la parte de la meseta tibetana bajo soberanía china.


Nunca antes se había hecho esto en una superficie tan grande: se trata de un área del tamaño de Alaska (en Estados Unidos), de más de un millón de kilómetros cuadrados.