El Área 50 es la encargada de la inteligencia interna del universo de las cárceles federales

Le dicen Área 50, casi en código de espionaje. Es el Departamento de Inteligencia del Servicio Penitenciario Federal. Pero el nombre no es una clave. Es así porque alguna vez estuvo ubicado en la calle Paso 50.

El Área 50 es la encargada de la inteligencia interna del universo de las cárceles federales, un espacio activo al que las políticas de desclasificación de archivos del periodo 2003-2015 nunca pudieron llegar. Hoy recoge entre sus principales tareas una de las prácticas más habituales del sistema penitenciario para controlar a su población. La infiltración. Según pudo saber este Cohete, uno de los nuevos objetivos son los ex funcionarios y empresarios recluidos en el Pabellón de Ezeiza. Allí, en este momento, hay destinado un pequeño grupo de agentes de inteligencia infiltrados entre los celadores. Están ahí para hacer lo que hacen los espías. Anotar. El mecanismo completamente ilegal y escandaloso está naturalizado entre guardiacárceles, directores de penales e incluso en parte de la justicia penal. Montado sobre el supuesto del paradigma de la seguridad interna, es una práctica destinada a espiar a un universo político pero también personal.