24.7 C
Buenos Aires
miércoles 27 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

El arma química «no letal» que mata a los palestinos

Akkram Huessni, un joven del campamento dijo a Mondoweiss que el jueves por la noche las fuerzas israelíes irrumpieron en el campamento de refugiados de Aida en el sur de la ciudad cisjordana ocupada de Belén. Los jeeps cayeron sobre el campamento por todas las entradas disparando indiscriminadamente ráfagas de gas lacrimógeno.

Las familias se apresuraron a cerrar las ventanas tratando de poner paños en cualquier grieta que pudiera permitir que se filtrase el gas nocivo, una práctica que habitual en los hogares de todo el territorio ocupado de Cisjordania.

Mientras Aida es conocido por ser políticamente activo, las fuerzas israelíes en general se centran en los manifestantes, pero el jueves las fuerzas parecían hacer caso omiso de los manifestantes y fueron a por la comunidad en su conjunto, disparando grandes cantidades de gases lacrimógenos, dijo Huessni.

«Todo el campo estaba lleno de gas», recordó. «Tuvimos que mantener a las personas con máscaras de gas en todo el espacio del campo para sacar a la gente que quedó atrapada fuera de las nubes blancas»

rebelion.org  (www.rebelion.org)