martes 11 de diciembre

El arreglo Lorenzetti-Macri para que los espías sigan controlando las escuchas

Cuando el presidente Mauricio Macri le quitó el control de las escuchas telefónicas a la Procuración y se lo pasó a la Corte Suprema que capitanea Ricardo Lorenzetti, en realidad los espías volvieron controlar las conversaciones privadas de los argentinos. Un escandaloso convenio firmado entre la Corte y la Agencia Federal de Inteligencia al que accedió Nuestras Voces revela que los espías siguen teniendo el control operativo de las escuchas, lo que le permite al Poder Ejecutivo acceder al contenido de las conversaciones intervenidas y facilita la filtración de escuchas de los enemigos políticos del Gobierno. El oscuro rol de Martín Doctrina Irurzun.

La oficina de escuchas que maneja la Corte Suprema firmó un convenio con la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) que sentó las bases para el regreso de los servicios de inteligencia al (des)control de las escuchas judiciales y habilitó específicamente el accionar de la casa de los espías en escuchas directas como las que hicieron sobre CFK y Oscar Parrilli. Este es el telón de fondo que tanto la Corte como el Gobierno ocultan a la hora de echarse culpas sobre las filtraciones teledirigidas de escuchas de opositores a los medios y voceros oficialistas.


Dejar un comentario