jueves 9 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

El arsenal privado de Coto, el empresario que se prepara para la guerra

Si Alfredo Coto no pagara cada fin de semana una fortuna para cubrir con ofertas páginas y páginas de los principales diarios de la Argentina, tendríamos más noticias para leer y la crisis del papel sería terminal. Si hubiera sido uno de esos empresarios inventados por el kirchnerismo, su nombre y su cara llegarían a la televisión y serían tapa durante meses pero no por sus precios. Si no fuera el anunciante fundamental junto con las cadenas de electrodomésticos, entonces historias como esta tendrían otro despliegue.

La noticia sería el arsenal que el mayor supermercadista argentino escondía en la sede central de su empresa, en la calle Paysandú 1852, en el barrio de Caballito.

En ese predio que tiene su ingreso principal por la avenida Gaona y fue durante años una fábrica abandonada, Coto ofrece a la venta desde carne, vinos y frutas hasta productos de limpieza y aires acondicionados. Pero no exhibe lo más importante: las armas de guerra que utiliza para custodiar ese capital.

Lo descubrieron de casualidad, hace justo un año, los inspectores de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC), el organismo que reemplazó al Renar a fines de 2015, y la historia se conoció en cuentagotas a través de portales como El Destape. Pero no llegó a manchar la vaca sagrada del papel.

revistacrisis.com.ar  (www.revistacrisis.com.ar)