miércoles 15 de agosto

El auge del nacionalismo cristiano: así han explotado la religión Putin y Trump para ganar

Rusia ha vuelto a elegir a su autoproclamado líder y salvador, a pesar de sus defectos e incluso pecados. Las noticias de un supuesto envenenamiento a un antiguo espía por parte del gobierno ruso deberían enfurecer a los seguidores cristianos de Putin, especialmente ahora que se acerca la Semana Santa.

Sin embargo, parece que Putin tiene sus propias ideas sobre lo que significa ser un buen cristiano. Al igual que la mayoría, he visto con una mezcla de horror y sorpresa su reciente discurso en el que alardeaba del arsenal nuclear de Rusia, más grande y potente que nunca. Se trata de algo aterrador, independientemente de cuáles sean las tendencias políticas de un líder, porque las armas están en manos de una persona que se identifica como el salvador, en un sentido muy religioso, de una nación abatida que está empezando a resucitar.


Dejar un comentario