lunes 26 de septiembre de 2022
Cursos de periodismo

El «baby boom» del INDEC y el placard vacío de Cristina

La creatividad del kirchnerismo para confrontar con la realidad es inagotable. La última del INDEC supera el estilo entre picaresco y grotesco que popularizó Guillermo Moreno.

El economista Javier Lindenboim, director del Centro de Estudios de Población y Empleo de la UBA, descubrió que el organismo oficial «con la excusa del cambio de bases de población para aplicar el Censo de 2010» provocó un «baby boom» en el último informe sobre desempleo. Así, de crecer anualmente menos de 1% hasta el tercer trimestre de 2013, el aumento poblacional llegó al 4% interanual en el segundo trimestre de 2014. Nadie había pensado que la década ganada pudiera culminar en una explosión de amor desenfrenado.

La ocurrencia es divertida, salvo que así, según Lindenboim, el INDEC oculta la destrucción de 350.000 empleos en los 31 aglomerados urbanos de la Encuesta Permanente de Hogares. Si se extiende al total país, la pérdida de puestos de trabajo rondaría el medio millón. La fuerte caída en la tasa de empleo (personas ocupadas/población total) en la última medición del INDEC solo podía disimularse en los papeles oficiales con un salto de la población que mantuviera más o menos constante la cantidad de personas ocupadas. A algún burócrata le pareció lógico acomodar las piezas para que la realidad no choque con el relato.

cronista.com  (www.cronista.com)