15.5 C
Buenos Aires
martes 29 de septiembre de 2020
Periodismo . com

«El boliche de Alvar Tot», el costado menos conocido y más lúdico de Mario Levrero

Mario Levrero nació en Montevideo en 1940 y falleció en el mismo lugar a fines de agosto de 2004. Su reconocimiento como autor llegó después de su muerte, con la publicación en 2005 de su novela más elogiada, La novela luminosa. Levrero fue una persona singular, al igual que su obra. Pero Mario Levrero no es una sola persona: es también Jorge Varlotta y Alvar Tot. Porque todas las curiosidades y preocupaciones que le quitaban el sueño no cabían en una sola identidad. Sus tres nombres no se cruzan. Mario Levrero firma la literatura (La novela luminosa, El discurso vacío), Jorge Varlotta los guiones de historieta y las piezas de humor (Los profesionales, Santo Varón), y Alvar Tot los juegos de ingenio y los acertijos, el costado menos conocido y, al mismo tiempo, el que mejor define a este extraño autor uruguayo. Porque Mario Levrero es un acertijo en sí mismo: los crucigramas y pasatiempos lo trajeron a Buenos Aires, la ciudad donde nació el anagrama Alvar Tot.

En Argentina concluía la primera fase del juicio a los militares responsables de la última dictadura y el austral se convertía en la nueva moneda del país. Era un secreto a voces pero ese 1985 también sería importante porque Mario Levrero abandonó Montevideo para vivir cerca del Congreso. A los 45 años se enfrentó a uno de los desafíos más grandes de su vida: asistir todos los días a una oficina. Convivir con personas en un espacio laboral. Todo lo que el escritor siempre detestó, como dejó por escrito en sus diarios. ¿Cómo fue que ocurrió este milagro? ¿Cuáles fueron los resultados de este experimento?

infobae.com  (www.infobae.com)