El calentamiento global ya existió… y acabó con casi toda la vida

Hace 252 millones de años, faltó poco para que la Tierra muriera.

En los océanos, se extinguió el 96 por ciento de todas las especies. Es más difícil determinar cuántas especies terrestres desaparecieron, pero la pérdida fue similar.


Esta extinción masiva al final del Pérmico fue la peor en la historia de este planeta y sucedió, cuando mucho, a lo largo de unos cuantos miles de años, en un abrir y cerrar de ojos en términos geológicos.

El 6 de diciembre, un grupo de científicos proporcionó un recuento detallado de la forma en que la vida marina fue eliminada durante la extinción masiva del Pérmico-Triásico. Los científicos afirman que el calentamiento global le quitó el oxígeno a los océanos y colocó a muchas especies bajo tanta presión que estas comenzaron a morir.

Además, los científicos advierten que tal vez estamos repitiendo el proceso. Si es así, entonces el cambio climático está “firmemente ubicado en la categoría de los eventos catastróficos de extinción”, señaló Curtis Deutsch, científico especialista en Ciencias de la Tierra de la Universidad de Washington y coautor de este nuevo estudio, publicado en la revista Science.

Los investigadores conocen desde hace mucho tiempo los sucesos generales del cataclismo del Pérmico-Triásico. Justo antes de las extinciones, los volcanes de lo que ahora es Siberia hicieron erupción a gran escala. El magma y la lava que arrojaron produjeron enormes cantidades de dióxido de carbono.