lunes 18 de junio

El cambio de liderazgo en Cuba lleva a más afrocubanos al poder

Raúl Castro, el mandatario que recientemente dejó la presidencia de Cuba, admitió públicamente que hay demasiados blancos en los programas noticiosos de radio y televisión de la isla.

“Costó trabajo” contratar a los pocos presentadores de raza negra que actualmente están al aire, dijo Castro en su discurso de salida, una admisión notable dado el control estatal de todas las transmisoras.


El pasado 20 de abril muchos se sorprendieron al ver la cantidad de mujeres y afrocubanos que fueron elegidos para ocupar puestos en los más altos niveles de la política pública del nuevo gobierno: tres de los seis vicepresidentes del Consejo de Estado en el poder son de raza negra, incluyendo al primer vicepresidente, y tres son mujeres.

El nuevo consejo funcionará bajo el mando del presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, quien tomó posesión el 19 de abril.

El hecho de que el primer gobierno en sesenta años sin un Castro incluya a ese número mujeres y funcionarios negros es relevante en Cuba, donde las crecientes oportunidades comerciales solo han incrementado las disparidades económicas con trasfondo racial. Los expertos afirman que esto también acentuó la importancia del movimiento afrocubano, impulsado durante los últimos veinte años por artistas, músicos de hip hop e intelectuales dispuestos a hablar acerca de los problemas que afectan a las personas de raza negra en la isla.

Dejar un comentario