jueves 2 de febrero de 2023
Cursos de periodismo

El caso Benny Hill: ¿es lícito reírse hoy con este señor rodeado de mujeres en bikini?

¿De qué se ríen los británicos? La pregunta es capciosa. Damos por supuesto que el suyo es un humor flemático, una fértil encrucijada entre agresión verbal, sarcasmo y sutileza. Que se ríen con los destellos de ironía exquisita de las comedias Ealing, con la torpeza solemne de Mr. Bean, con el dadaísmo corrosivo de Monty Python o con el gracejo tribal de Nigel Planer y sus Los jóvenes.

La realidad, tal y como apunta el crítico teatral Charles Isherwood, es bastante más prosaica: el hombre que más (y mejor) hizo reír al Reino Unido tal vez fuese Alfred Hawthorne Hill, más conocido como Benny Hill (1924-1992). Isherwood, estadounidense y anglófilo, reconoce que gozaba con el humor “desvergonzado y procaz” de El show de Benny Hill (The Benny Hill Show), artefacto televisivo nacido a mediados de los cincuenta y que, contra todo pronóstico, sobrevivió en la parrilla, sin actualizarse apenas, sin edulcorar ni un ápice su fórmula incompatible con cualquier atisbo de corrección política, hasta 1989.

elpais.com  (elpais.com)