lunes 26 de septiembre de 2022
Cursos de periodismo

El caso Canosa y todas las pieles de América

En el siglo veintiuno, en países con gobiernos democráticos, intentar que un contenido deje de circular muchas veces es garantía de amplificarlo. Por eso, no siempre es fácil identificar víctimas y victimarios cuando una denuncia de censura irrumpe escandalosamente en la escena.

Tal es el caso de la acusación de Viviana Canosa y su equipo: denunciaron que el canal no les dejó pasar un escrache a Sergio Massa en Santa Fe, en donde un grupo de cinco o seis personas llamaron al Ministro para insultarlo y lo grabaron con un celular. Ante eso, Canosa se quejó de “censura previa” y decidió romper su vínculo con A24, la señal de noticias del Grupo América en donde se emitía su programa. El efecto fue, desde ya, el contrario: todos los medios y las redes se hicieron eco de la prohibición y, por ende, del escrache. Pero además, posaron un manto de sospecha sobre la interferencia política de Sergio Massa en la línea editorial del grupo, propiedad, entre otros,de Daniel Vila y Jorge Luis Manzano, en donde también entró como accionista de peso en 2017 Claudio Belocopitt, dueño de Swiss Medical Group. Vila -especialmente- y Manzano son amigos de Massa y estuvieron presentes en su festiva asunción. El primero giró por algunos medios durante la semana explicando su punto de vista. Le dijo a Ernesto Tenembaum en Radio con Vos que estaba sorprendido del revuelo que había tomado la decisión: “Creo que es un conflicto que no encuentro donde está porque yo con Viviana he tenido siempre la mejor relación, siempre hemos tenido un gran diálogo. Hace tiempo que trabajamos juntos, que ella trabaja en el canal y se tomó una decisión editorial que tenía que ver con la cantidad de escraches que se habían hecho a personas públicas. Y, en lo personal, me parecía que eso generaba un estado de conmoción y de violencia que no era necesario mostrar”. Fuentes internas del programa también adscriben a la hipótesis sobre un “malentendido”. Mientras, se especula con la próxima empresa que albergará a Viviana Canosa, devenida en referente mediático de la derecha que hace de su furia con el presente una línea editorial y política.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)