lunes 23 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

El cierre de McDonald’s en Rusia pone fin a una vieja teoría geopolítica: la de los arcos dorados

Cuando McDonald’s abrió sus puertas en la Plaza Pushkin de Moscú en 1990, más de 30.000 rusos se agolparon durante horas en largas colas, ansiosos por gastar una parte considerable de su salario diario en probar un bocado de América. A través de hamburguesas y patatas fritas, se forjó una diplomacia alimentaria, que floreció durante las últimas tres décadas cuando corporaciones como McDonald’s, PepsiCo y firmas de inversión privada invirtieron miles de millones de euros en fábricas y restaurantes para traer la cultura y el capitalismo estadounidense a Rusia.

Ahora esa etapa ha tocado a su fin. Tras la invasión en Ucrania, empresas como McDonald’s, Starbucks o Coca-Cola han anunciado que cerrarán sus locales temporalmente o dejarrán de vender productos allí. Todo esto ha desenterrado una vieja teoría sobre las democracias y las guerras: la teoría de los arcos dorados.

magnet.xataka.com  (magnet.xataka.com)