miércoles 21 de noviembre

El cine en la crisis de los medios

Argentina atraviesa una crisis económica significativa que podría derivar en una crisis política relevante. Varios sectores de la economía exponen indicadores negativos en la actualidad. Los aspectos socioeconómicos han empeorado desde el inicio del gobierno de Cambiemos. La perspectiva del futuro cercano es que la tendencia se profundice.

En ese marco, el sistema de medios de Argentina no resulta una excepción. Su propia coyuntura expone elementos negativos propios, a saber: modelos tradicionales de financiamiento en crisis; incertidumbre sobre nuevas formas; emergencia de operadores con capacidades globales de interpelar los comportamientos –móviles y ubicuos- de las audiencias, los usuarios y los consumidores.


Este combo en el país se vuelve explosivo y se expresa casi cotidianamente en noticias de cierres de medios, llamados a concursos de quebrantos, despidos masivos (en medios privados comerciales tanto como en medios de propiedad pública) o cierres lisos y llanos. Sin ir más lejos, en la última semana del mes de octubre se informó el cierre de la productora GP, fundada por Gastón Portal, hoy en manos del Grupo Olmos. En Canal 9 parece que el fantasma de Ángel González se esfumó y confirmaron 180 despidos. Mientras que América TV presentaría (según IProfesional) un procedimiento preventivo de crisis.

El propio Portal había manifestado -en una entrevista en julio de 2017 a Infobae- su preocupación por la situación integral del sistema: “Estoy seguro que el Estado, lo mismo con el cine, con la industria audiovisual y la mayoría de las artes, tiene que actuar directamente. No sé si ayudar a Pol-Ka, que ya tiene todo armado, creo que tienen que ayudar a que otras productoras accedan al mercado, porque es prácticamente imposible entrar en estas condiciones”.

Dejar un comentario