martes 24 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

El «círculo púrpura» desatado y la misión ninja del FMI

Silenciosa para no dejar la imagen de un desembarco virreinal, la misión del Fondo Monetario estuvo auscultando las cuentas de Martín Guzmán durante toda la semana: por Zoom, en el salón de videoconferencias del Ministerio de Economía, en los distintos despachos y a través de distintos encuentros virtuales. Lo que hay sobre todo en el Fondo es apuro porque aparezca la ecuación presupuestaria que el Gobierno tenía que presentar y se había comprometido, antes del 15 de abril. Este es un problema porque el Fondo puede flexibilizar las pautas de desempeño para este año: por ejemplo, la pauta de inflación después del porrazo de ayer. Pero lo que no puede es cambiar esas metas.

Entonces, es probable que en los próximos días aparezca por Decreto de Necesidad y Urgencia esa adecuación presupuestaria que le prometió Guzmán al Fondo, y que el Congreso no está en condiciones de sacar para nada, pero que puede sí ser discutida por el Congreso en caso de salir por DNU. El problema es que también empiezan a manifestarse los tironeos entre las partidas porque si la interna, la PASO que pidió el Presidente desde Europa, se va a hacer efectivamente y la campaña se va a hacer desde el Gobierno, desde el oficialismo, las disputas por las partidas van a ser en definitiva parte de la campaña electoral y eso es lo que preocupa también al Fondo Monetario.

baenegocios.com  (www.baenegocios.com)