El color que ves cuando cierras los ojos tiene un nombre: Eigengrau

El alemán es una de las lenguas más fascinantes del continente europeo, en especial si excluimos todas aquellas provenientes de ramas no indoeuropeas. Su gramática permite la formación de largas y abigarradas palabras, todas ellas compuestas por una primaria y otra determinante. Así, la lengua germana ha legado al mundo conceptos tan proverbiales como zeitgeist o blitzkrieg, capaces de resumir en un suspiro ideas mucho más complejas.

Idioma maleable donde los haya, se presta a multitud de creaciones e innovaciones, siendo un patio de recreo para pensadores y científicos de toda clase. Así, si Einstein ideó gedankenexperiment, el psicólogo decimonónico Gustav Theodor Fechner tuvo a bien bautizar aquello que nuestros ojos observaban cuando permanecían cerrados, un color hoy catalogado en HTML como #16161d: Eigengrau.