El cómic podría ser la solución a la crisis del periodismo

¿Cómo se entiende el periodismo en el siglo XXI? ¿Qué utilidad tiene? ¿A qué restricciones está sometido? ¿Por qué los periodistas son vistos como una salvación y una amenaza? Estas son algunas de las preguntas a las que responde Oscuridades Programadas, una novela gráfica de la ilustradora estadounidente Sarah Glidden, publicada en España por Salamandra Graphic.

«En el Kurdistán iraquí la gente quería hablar con nosotros. Entendían que éramos el modo de dar a conocer lo que les sucedía. En Siria eran más reticentes. Había gente que pensaba que los periodistas no somos de fiar y, en el fondo, el periodismo se basa en una relación de confianza. Alguien tiene que creer en ti para contarte su historia y luego tú debes ser lo más honesto posible a la hora de transmitirla. En ocasiones, los periodistas no cuentan bien las cosas. Incluso yo he visto cómo han citado mal lo que yo he dicho. Por otra parte, tampoco ayuda que organizaciones como la CIA haya utilizado a periodistas como espías en zonas de conflicto».