El curioso caso de Boris Bork, el millonario ruso de Instagram que nunca existió

Boris Bork lo tenía todo, al menos en lo que respecta a lo material: viajaba en autos de lujo, comía en restaurantes de categoría, tenía su propio helicóptero y, por supuesto, varios ceros en su cuenta corriente.

Le gustaba mostrarlo en Instagram, documentando su vida de moscovita millonario ante sus más de 18.000 seguidores.


Incluso hizo una aparición un un video musical de una conocida banda rusa.

Podía decirse que la vida le sonreía.