El curioso caso de los ovnis y la Marina estadounidense

Los objetos extraños, uno de ellos con forma de pirinola que se movía contra el viento, fueron avistados casi diariamente entre mediados de 2014 y marzo de 2015 en el cielo de la costa este estadounidense. Pilotos de la Marina de Estados Unidos reportaron a sus superiores que los objetos no tenían ningún motor visible ni emitían gases de escape visibles por el sensor infrarrojo, pero ahí estaban, a más de 9000 metros y moviéndose a velocidades hipersónicas.

“Esas cosas estaban ahí arriba todo el día”, dijo el teniente Ryan Graves, piloto de aviones caza F/A-18 Super Hornet que ha trabajado durante diez años en la Marina y que reportó los avistamientos al Pentágono y al Congreso de Estados Unidos. “Mantener a flote alguna aeronave requiere de una cantidad importante de energía. Con las velocidades que observamos, doce horas a flote son once horas más de lo que uno esperaría”.


A finales de 2014, un piloto de Super Hornet casi choca con uno de los objetos y presentó un reporte oficial por el percance. Algunos de los incidentes fueron captados en video, incluyendo uno tomado desde la cámara de un avión a principios de 2015 que muestra al objeto pasando por encima de olas marinas mientras los pilotos se preguntan qué están viendo.