El decepcionante panorama de los votantes argentinos

La Argentina está convulsionada. Tres años y medio después de dejar la Casa Rosada, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner puede volver al poder. Pese a los pedidos de detención en su contra, las encuestas muestran que la contienda electoral por la presidencia sería entre ella y el actual presidente, Mauricio Macri, a quien derrotaría en el balotaje.

Que la exmandataria sea hoy la alternativa mejor posicionada para llegar a la presidencia dice mucho sobre nosotros, los votantes argentinos. ¿Qué dice el historial electoral de nuestras decisiones en las urnas? Si gana la presidencia, Fernández de Kirchner no sería la primera presidenta electa con prontuario.


Quizás a algunos argentinos no les importen los antecedentes judiciales, otros podrían creer que el Poder Judicial está tan politizado que sus pesquisas son una herramienta política que favorece a un bando político sobre otros y habrá quienes reduzcan su voto al que consideran el mal menor. En cualquier caso, es decepcionante y perjudicial que la existencia de procesamientos y la falta de resultados tangibles no desvirtúen una candidatura.