7.9 C
Buenos Aires
miércoles 28 de julio de 2021
Cursos de periodismo

El Departamento de Estado de EE.UU. había advertido sobre problemas con experimentos de coronavirus en Wuhan

Dos años antes de que la pandemia del nuevo coronavirus pusiera patas arriba al mundo, funcionarios de la embajada de Estados Unidos visitaron varias veces un centro de investigaciones chino en la ciudad de Wuhan y enviaron dos advertencias oficiales a Washington sobre la insuficiente seguridad del laboratorio, el cual estaba realizando estudios riesgosos sobre los coronavirus en los murciélagos. Los cables han fomentado el debate dentro del gobierno estadounidense acerca de si este u otro laboratorio de Wuhan fueron el lugar de origen del virus, aunque aún no existen pruebas concluyentes al respecto.

En enero de 2018, la embajada de Estados Unidos en Pekín tomó la inusual medida de enviar repetidas veces a científicos diplomáticos estadounidenses al Instituto de Virología de Wuhan (WIV, por su sigla en inglés), el cual en 2015 se había convertido en el primer laboratorio de China en conseguir el nivel más alto de seguridad en investigación biológica internacional (conocido como BSL-4). El WIV emitió un comunicado de prensa en inglés sobre la última de estas visitas, la cual ocurrió el 27 de marzo de 2018. La delegación estadounidense fue liderada por Jamison Fouss, cónsul general en Wuhan, y Rick Switzer, asesor de la embajada en ciencia, medioambiente, tecnología y salud. La semana pasada, el WIV eliminó el comunicado de su sitio web, aunque permanece archivado en internet.

washingtonpost.com  (www.washingtonpost.com)