El “Destape” argentino: la historia del aluvión de mujeres desnudas, poses sensuales y escenas de sexo tras años de censura

Cuando ocurrió, el fenómeno no sorprendió. Tampoco fue difícil bautizarlo. El nombre llegó desde España. Siete años antes, cuando la oscuridad envolvía a la Argentina, España encontraba la libertad. Tras la muerte de Francisco Franco, la Transición. La apertura democrática trajo también la abolición de la censura.

Las pantallas de cine y los kioscos de revistas se llenaron de desnudos femeninos. El primer pecho, la primera famosa en una tapa, el primer desnudo frontal (éste se lo atribuyen a María José Cantudo en La Trastienda de 1977). El periodista Ángel Casas habló de “Destape”. El nombre prendió y quedó. Y siete años después, con la recuperación democrática argentina, cruzó el Atlántico.