El detrás de escena del posible nuevo Monumental

El proyecto es fastuoso y ya está armado. Prevé una inversión estimada en 300 millones de dólares, grandes obras de infraestructura y un nuevo estadio con capacidad para 85 mil personas y 3 mil cocheras. Rodolfo D’Onofrio lo viene promocionando hace tiempo, pero después de la Copa Libertadores que River le ganó a Boca -y en el año electoral que también se juega en el club- acaba de lanzarlo for export, a través de la CNN. El presidente que termina en diciembre su segundo mandato se animó incluso a hacerle un chiste a Mauricio Macri y pedirle que “se saque la camiseta” para venderle los terrenos fiscales que dan al Río de la Plata.

D’Onofrio contó que ya fue a dos reuniones con Macri por este tema, además de las varias que tuvo con los funcionarios de Planeamiento Urbano del gobierno de la Ciudad. Nacido en Ramos Mejía, de temprana militancia en los grupos católicos ligados al peronismo, D’Onofrio recorrió un largo camino hasta convertirse en presidente de La Caja, socio y hombre de confianza de la familia Werthein.


El plan que convertiría al Monumental en pasado demanda un puente que pase por arriba de la avenida Lugones y un desarrollo inmobiliario para el que ya figuran varios interesados notorios. En River, los más entusiastas hablan del que sería el “mejor estadio de Latinoamérica”.