El día de Douglas Adams

Al igual que se celebra a Joyce con el Bloomsday cada 16 de junio, existe un Towel Day o Día de la toalla para homenajear al escritor Douglas Adams. Sucede cada 25 de mayo. Durante todo ese día, los seguidores del autor llevan una toalla al cuello, al hombro, en la mano o donde pille.

Es la manera friki de conmemorar al autor de la saga Guía del autoestopista galáctico, serie novelística donde el autor inglés combina ciencia ficción y humor desatado. Con todo, Douglas Adams es algo más que un autor de ciencia ficción. Como ejemplo sirva su crónica titulada Last Chance to see y que en castellano se tradujo como Mañana no estarán. En la citada crónica, Adams nos cuenta cómo sale en busca de las más variopintas especies de animales al borde de la extinción, tal y como reza el subtítulo de este trabajo escrito con ayuda del zoólogo Mark Carwardine.


Al principio del libro, Adams nos sitúa a mediados de los ochenta cuando, llevado por el mismo entusiasmo de sus tiempos de autoestopista sin dinero, llegó a Madagascar junto a Mark Carwardine para localizar un pequeño animal que recibe el curioso nombre de aye-aye y que es de vida nocturna, pasándosela colgado en los árboles tropicales. Su dieta es insectívora en su mayor parte, pues, también le da a las frutas. Aunque por su apariencia se encuentre más cerca de los roedores que de los primates, este pequeño animal de cara simpática y ojos despiertos, está emparentado con los lemures de Madagascar.