18.5 C
Buenos Aires
viernes 27 de noviembre de 2020
Cursos de periodismo

El Diccionario, con emojis: para la Real Academia ya son parte de la lengua

Carita que llora de risa. Carita con ojos de corazones. ¡Carita con barbijo! Carita que saca la lengua. Carita con anteojos de sol. Pulgar arriba y pulgar abajo. Y hasta un coprolito con ojitos y sonrisa, que por estas latitudes no indica helado de chocolate tal como fue diseñado originalmente, sino otra (maloliente) cosa (y si acá se pudiera colocar un emoticón, sería el de la carita verde descompuesta).

Los emoticones están ahí, rodean la comunicación, la direccionan, le dan énfasis, le dan tono, le dan sentido, le dan humor a lo que se dice, siempre que eso que se dice, esa comunicación, remita al mundo virtual y escrito: mensajes de Whatsapp, mails, Facebook, Instagram, Twitter. Se calcula que alrededor de un 4,6 por ciento de los mensajes intercambiados a través de Internet contienen al menos un emoji.

Los emojis,que festejan su día mundial cada 17 de julio desde 2014, fueron inventados del otro lado del mundo hace 22 años. Lo hizo Shigetaka Kurita, un japonés de 25 años, apremiado por el pedido de una empresa de telefonía móvil ávida de atraer jóvenes compradores y tienen su antecedente en las caritas amarillas que en los ’80 se llamaban “smileys”; luego pasaron a formarse por medio del teclado (dos puntos y paréntesis para la carita sonriente, por ejemplo) y finalmente los emojis actuales.

clarin.com  (www.clarin.com)