jueves 6 de octubre de 2022
Cursos de periodismo

El dilema de Obama: cómo destruir a Estado Islámico sin fortalecer a Al-Assad

Barack Obama dijo que los ataques aéreos liderados por Estados Unidos en Siria tenían el propósito de castigar a las organizaciones terroristas que amenazan a su país, pero que no haría nada para ayudar al presidente sirio, Bashar al-Assad, en guerra con los mismos grupos.

Pero tras cuatro días de ataques, cada vez queda menos claro si Washington podrá mantener ese delicado equilibrio. Un diplomático sirio advirtió, no sin cierta sorna, en un diario oficialista, que «el liderazgo militar norteamericano ahora está peleando en las mismas trincheras que los generales del ejército sirio, en una guerra contra el terrorismo dentro de Siria». Y en Nueva York, el nuevo premier iraquí, Haider al-Abadi, dijo en una entrevista que le había enviado un mensaje privado a Al-Assad en nombre de Washington, para asegurarle que el gobierno sirio no era el objetivo de los ataques norteamericanos.

lanacion.com.ar  (www.lanacion.com.ar)