jueves 13 de diciembre

El Dios “innecesario”: así explicaba Stephen Hawking por qué no creía que el universo hubiera sido creado por un ser superior

El científico Stephen Hawking, quien murió este miércoles a los 76 años, se enfrentó toda su vida a dos preguntas que usualmente van unidas.

La primera: ¿cómo se creó el universo?


Para intentar responderla, se dedicó al estudio de la teoría del Big Bang y la teoría del todo, dos de sus más grandes aportes a la ciencia, con las que intentó explicar el origen del universo.

Ambas, aunque bastante complejas, lo llevaron a una conclusión simple y contundente: “No es necesario invocar a Dios para encender la mecha y darle inicio al Universo”. Y así lo escribió en su libro “El gran diseño” en 2010.

Dejar un comentario