lunes 25 de junio

El efecto más nefasto de la posverdad

“La frase que sigue a continuación es verdadera. La frase anterior es falsa.”

Esta es una de las formas que adopta la paradoja del mentiroso, antigua trampa mental que conocemos desde Euclides. Y más vale que nos vayamos habituando a ella, porque si creemos que lo peor de las fake news es la manipulación ideológica, estamos muy equivocados. Las noticias falsas difundidas a escala global, principalmente por medio de esa cámara de eco que son las redes sociales, tienen un efecto todavía más devastador.


Dudar es sano. Es lo que hacemos a diario los periodistas, los fiscales, los médicos, los detectives o cualquier profesional que deba alcanzar algo más o menos cercano a la verdad. Una misión así requiere instalar el ejercico de la duda sistemática.

Dejar un comentario