10.2 C
Buenos Aires
jueves 29 de julio de 2021
Cursos de periodismo

El empate catastrófico de la grieta peruana en el balotaje presidencial

Qué desgraciada, qué hija de puta, qué corrupta, qué mala perdedora que eres. Todas estas cosas y más le dijeron en la cara y en vivo a Keiko Fujimori en el programa de chismes Amor y Fuego. Tres semanas antes de la primera vuelta electoral peruana, Rodrigo ‘Peluchín’ González y Gigi Mitre se burlaban al aire y sin frenos inhibitorios de la candidata presidencial de Fuerza Popular a la que se turnaban para escarnecer más que para interrogar. Las redes sociales reproducían, multiplicaban, memificaban el repertorio de ocurrencias y el regocijo por una derrota anticipada. Mientras la ‘japonesa’ hija y ex primera dama del ex presidente hoy presidiario Alberto Fujimori ganaba una figuración cruel a costa de ser blanco de burlas criollas, el maestro rural candidato de Perú Libre despertaba cierta indiferencia y desinterés, fuera del radar de los medios nacionales e internacionales.

Nadie anticipó que el serrano iba a ser el más votado el 11 de abril. Cuando anunció quiénes habían ganado la primera vuelta de las presidenciales peruanas, CNN en español no encontraba una foto de Pedro Castillo. Del candidato más votado ofreció una silueta vacía junto a la imagen de Keiko Fujimori, consagrada como su rival para la segunda vuelta. Llegado y concluido el balotaje del 6 de junio, según una encuesta a boca de urna de IPSOS, dada a conocer inmediatamente después del cierre de los recintos electorales a las 7.00 de la tarde (y que por tanto había dejado de recabar datos una hora antes), Fujimori Jr llevaba una ventaja de 0,6% por sobre Castillo en la jornada presidencial decisiva de un país donde el voto es obligatorio para un padrón de 25 millones de personas El conteo rápido al 100% realizado por Ipsos Perú/América TV determina nuevamente empate técnico en la segunda vuelta de las elecciones 2021. Según este instrumento que recoge los datos de las propias actas electorales, Pedro Castillo obtiene 50,2% de los votos, mientras que Keiko Fujimori llega al 49,8% de la preferencia nacional. Con más del 90% de las actas ya procesadas, según la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Keiko había recuperado el liderazgo de las preferencias, pero sin alcanzar ni un punto entero de ventaja sobre Castillo.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)