viernes 2 de diciembre de 2022
Cursos de periodismo

El enorme legado de Pablo Milanés

Pablo Milanés, fallecido esta semana en Madrid a los 79 años, dejó una obra profundamente personal aunque tuvo que navegar la Revolución Cubana, uno de los experimentos políticos más tumultuosos del siglo XX. Su carrera fue un diálogo abierto con el gobierno revolucionario que en una ocasión lo encarceló y luego lo apuntaló como uno de sus íconos ideológicos más poderosos. En los últimos tiempos, Milanés, que en años recientes se mudó a España para recibir tratamiento oncológico, volvió a tener una postura crítica con el gobierno cubano. Pero jamás renunció a su labor artística, la del cantante con una historia que contar sobre los amores ganados y perdidos, una voz imponente con una guitarra y un sentido de la poesía y del swing.

Si bien algunos definirían la carrera de Milanés como producto de la realidad cubana, distanciada hace mucho de Estados Unidos, su arte y su atractivo tuvo amplias repercusiones internacionales. Empezó su carrera en su ciudad natal, Bayamo, cantando boleros y rancheras y terminó colaborando con leyendas latinoamericanas como Gal Costa, recientemente fallecida, así como Milton Nascimento, Lucecita Benítez y Fito Páez. Como uno de los precursores del género posrevolucionario de la nueva trova, combinaba elementos del son cubano y la guaracha con el soul, el jazz y el folk rock.

nytimes.com  (www.nytimes.com)