13.7 C
Buenos Aires
miércoles 22 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

El «factor EE.UU.» irrumpe en la crisis cubana

El factor EE UU ha irrumpido con fuerza en la crisis abierta tras las protestas del 11 y el 12 de julio en Cuba, que cada vez se internacionaliza más. Las nuevas sanciones anunciadas el jueves pasado por la Administración de Joe Biden, que hasta ahora había dicho que Cuba no era una prioridad y que estaba revisando su política hacia la isla, abren de nuevo el camino a la confrontación diplomática y amenazan con cerrar las puertas a la esperanza de que desde Washington pueda provenir algún tipo de alivio a la crítica situación económica que atraviesa el país.

No va a ser así, al menos de momento. La estrategia estadounidense complica la solución de un escenario explosivo, en momentos de gran malestar de la población por las penurias que se viven, con la economía en números rojos, la epidemia desbocada y el Gobierno achicando agua, y cuando han comenzado los juicios sumarísimos contra centenares de detenidos en las protestas, en su mayoría jóvenes.

La dinámica de presión y sanciones de Washington suele provocar el enrocamiento de La Habana, advierten veteranos observadores. Y quizás por eso el jueves hasta los más críticos con el Gobierno de Miguel Díaz-Canel vieron como un mal augurio el anuncio de la Administración de Joe Biden de que sancionará al ministro de Defensa, Álvaro López Miera, y la Brigada Especial Nacional —un cuerpo de élite del Ministerio del Interior popularmente conocido como boinas negras—, por la represión ejercida por las fuerzas de seguridad durante las manifestaciones que el 11 julio sacudieron la isla.

elpais.com  (elpais.com)