El fin de una era: qué pasará cuando los «likes» desaparezcan

Los likes son un pilar de las redes sociales. Su papel como microplacer barato, guiño sugerente o métrica de interés es central en Instagram, Facebook o Twitter. Pero desde hace unos meses, su posición privilegiada está a prueba.

Instagram ha ocultado en siete países el contador público de likes y visualizaciones de vídeos. Los usuarios solo ven foto y comentarios, no si esa foto ha gustado mucho o poco. Facebook prueba en Australia y Vietnam no mostrar los likes y reacciones. Twitter no ha ido tan lejos de momento: para ver el número de retuits y likes hay que dar un clic sobre el tuit.


Las compañías presentan todos estos cambios como la priorización del contenido y una reducción de la ansiedad de los usuarios: «Estamos probando muchas opciones, pero una es animar a la gente a que lea el contenido sin tener una reacción», comenta Sara Haider, jefa de Producto en Twitter, en un podcast reciente.