El fin del fin de la prensa

El Financial Times anuncia que ya tiene un millón de suscriptores digitales y proclama el fin del fin de los diarios. Mientras, The Wall Street Journal acaba de doblarle con sus dos millones de lectores que pagan y The New York Times ha alcanzado en marzo los 4,3 millones (sólo en digital, 3,3) y anuncia su primer aumento de tarifas en ­siete años y medio.

Son gigantes globales, de acuerdo, alejados de nuestra precariedad local, pero es que también vemos resurrecciones modestas de dimensiones españolas e incluso catalanas, como la de la cabecera sueca Dagens Nyheter, que parecía condenada a la extinción tras 200 años de historia y tras haber perdido en cinco la mitad de los 370.000 diarios que vendía. En vez de apuntarse a la sopa boba del clic , el Dagens vetó su difusión en redes y las ha utilizado, en cambio, para encontrar historias y cubrirlas en profundidad para sus lectores. Así ha logrado recuperar su tirada y 160.000 nuevos abonados.